SOCORRO

    Ante la desastrosa gestión del SECTOR FORESTAL. causada por la falta de una normativa uniforme aplicada por todas las AUTONOMIAS, o supervisada y corregida, si fuera necesario, por la ADMINISTRACION CENTRAL, para respetar las REGLAS de la NATURALEZA, nos sentimos obligados, ante la elección de un nuevo GOBIERNO, a que todos los electores, que se llaman amantes de la misma, le exijamos a corregir todas las contradicciones que se han puesto en marcha durante las últimas CINCO DECADAS, especialmente desde el traspaso de COMPETENCIAS del sector a las AUTONOMIAS.

    Está claro que el GOBIERNO CENTRAL, efectuadas las TRANSFERENCIAS, echa “balones fuera” cuando se le reclama responsabilidad sobre la GESTION del SECTOR FORESTAL, diciendo que la COMPETENCIA es de las AUTONOMIAS, como si, por poner un ejemplo, las gestión de las CUENCAS HIDROGRAFICAS y de los ECOSISTEMAS FORESTALES de los distintos SISTEMAS OROGRAFICOS, fueran propiedad de ellas y no se RELACIONARAN entre sí. En el primer caso, como estamos comprobando con la gestión del AGUA, vamos caminando a marchas galopantes hacia la INSOLIDARIDAD entre los territorios, con GRANDES MANIFESTACIONES entre los que disponen de agua para arrojar los sobrantes al mar, y los que no tienen para CALMAR LA SED. En el segundo, a la desaparición de nuestros MONTES ARBOLADOS, por rechazar una gestión única en el COMBATE de los INCENDIOS FORESTALES, que provoca un mayor número de GRANDES INCENDIOS, y la caída en saco roto de las inversiones dedicadas a combatirlos. Como ejemplo de esto último, basta fijarse en la COMUNIDAD VALENCIANA.

    Como el tiempo pasa volando, han transcurridos más de TREINTA AÑOS desde que las COMPETENCIAS, en materia FORESTAL, fueron asumidas por las AUTONOMIAS, y algunas contradicciones se han generalizado, en beneficio del deterioro de la NATURALEZA, siendo obligado mencionar las siguientes:

    - Se habla mucho de SOSTENIBILIDAD, y apenas han crecido los PLANES de ORDENACION de nuestros montes arbolados, que se mantienen por debajo del DOCE por ciento de su superficie.

    - Estamos convencidos que somos el país de Europa que tenemos el mayor problema de pérdida de suelos, por la erosión hídrica, y se retira una parte importante de la INVERSION ESTATAL, para la corrección HIDROLOGICO FORESTAL de estos suelos, alegando que esta es una competencia AUTONOMICA. Como si los suelos erosionados dejaran de serlo al pasar de una autonomía a otra, y no respondieran a la necesidad de ser corregidos de manera conjunta.

    - Se nos llena la boca hablando de nuestro amor a los ARBOLES, como la más perfecta fábrica para paliar el EFECTO INVERNADERO, cuando la mitad del SUELO FORESTAL de ESPAÑA, más de DOCE MILLONES de HECTAREAS, es un suelo DESARBOLADO, sin que a ninguna de las distintas ADMINISTRACIONES les haya preocupado redactar los correspondientes PLANES DE REPOBLACION, dotados ECONOMICAMENTE, para que los BOSQUES climácicos, y no a la carta, ocupen las superficies que les correspondan, para formar nuestros BOSQUES del futuro.

    - Se han dedicado importantes recursos económicos, para que determinadas especies no desaparezcan, cuya inversión no discutimos, mientras nada se quiere saber de uno de nuestros ENDEMISMOS, como es la PERDIZ ROJA, que esta desapareciendo de los territorios que ocupaba, expulsada por las sueltas de especies foráneas, menos exigentes en cuanto a la TERRITORIALIDAD, sin que las distintas AUTONOMIAS muestren ningún interés en frenar esta barbaridad ECOLOGICA, y la ADMINISTRACION CENTRAL mire para otro lado.

    Para corregir estas contradicciones, como decíamos, nada se ha hecho por parte de de todas la ADMINISTRACIONES, y ante la DEGRADACION que estamos sometiendo a la NATURALEZA, en la parte menos afectada por las actuación HUMANA, nos vemos obligados a exigir al ESTADO, al que la CONSTITUCION obliga a la PLANIFICACION de estos RECURSOS NATURALES RENOVABLES, a que ejerzan su COMPETENCIA para asegurar la SOSTENIBILIDAD de los mismos.

    Este SOS que lanzamos al nuevo GOBIERNO que salga de las URNAS el próximo 26-J, va encaminado a pedir a los PODERES PUBLICOS que no engañen a los CIUDADANOS, pues nos hacen creer que nunca se invirtió tanto en CONSERVACION DE LA NATURALEZA, cuando en este capítulo incluyen los más variopintos conceptos, que nada tienen que ver con corregir los problemas inmediatos y urgentes, que de forma sistemática destruyen la misma. Cuando se eligen como problemas prioritarios cuestiones como el CAMBIO CLIMATICO, a los que sus más acérrimos defensores vaticinan un periodo de un SIGLO, para que se manifiesten sus efectos de forma catastrófica, mientras que cuando se cumpla este SIGLO, al ritmo que quemamos BOSQUES y se arrastran nuestros suelos hacia el mar, los primeros acabaran siendo RESIDUALES, y nuestro suelos INFORESTALES aumentaran de forma VERTIGINOSA.

    Aunque no es la primera vez, pero confiemos en que sea la última, no podemos permitirnos que pase una nueva LEGISLATURA, la próxima, sin exigir al GOBIERNO DEL ESTADO priorizar las inversiones, para corregir estos problemas, que afectan a los BOSQUES y al SUELO, pues ello es renunciar a la CONSERVACION DE LA NATURALEZA. La degradación del suelo y de las cubiertas vegetales del mismo, como hemos dicho muchas veces, alcanzará su máxima gravedad, cuando su intensidad sobrepase su próximo “umbral de reversibilidad”, y en el caso de no actuación urgente, será la triste herencia que dejaremos a las generaciones venidera.

    Por todo lo anterior, si el ESTADO se olvidara de priorizar estas inversiones, y tratar de revertir estas situaciones LIMITE, les invito a gritar desde ahora mismo, para que alguien nos oiga ¡ S O C O R R O !