LAS CABRAS MONTESES DEL GUADARRAMA

    Primer macho introducido Hueco S. Blas.
    16-04-91. Fotografía : Antonio López Lillo

    Hace VEINTE Y CINCO años dos compañeros míos, con un amplísimo “curriculum” profesional, que prestaban sus servicios como funcionarios de la COMUNIDAD AUTONOMA DE MADRID, conociendo que una especie ENDEMICA de nuestra fauna, como es la CABRA HISPANICA, había perdurado hasta finales del siglo XVIII en la zona conocida como LA PEDRIZA, situada dentro de PARQUE REGIONAL DE LA CUENCA ALTA DEL MANZANARES, propusieron, al gobierno de entonces de la COMUNIDAD DE MADRID, que parecía adecuado REINTRODUCIR esta especie endémica, en un ESPACIO PROTEGIDO, ocupado en épocas recientes por una especie emblemática característica de la FAUNA IBERICA, hasta el punto de ser conocida científicamente como un endemismo IBERICO que lleva el nombre de Capra pyrenaica.

    La propuesta fue acogida con la correspondiente aprobación de la entonces AGENCIA DE MEDIO AMBIENTE, y el día 16 de abril de 1991, en el paraje conocido como HUECO DE SAN BLAS, se soltaron, procedentes de una finca de la SIERRA DE GREDOS, un MACHO y seis HEMBRAS, completándose la suelta unos días después con OCHO ejemplares más.

    La principal preocupación de los TECNICOS que propusieron la introducción de estos ejemplares, en un principio, fue comprobar por medio de la GUARDERIA, la buena adaptación de los ejemplares introducidos, así como su capacidad de reproducción, para montar un PROGRAMA DE SEGUIMIENTO de las POBLACIONES. Los continuos cambios que se produjeron en la naciente ADMINISTRACION FORESTAL de las AUTONOMIAS, supuso la separación de la GESTION FORESTAL de todo aquello que se catalogó como MEDIOAMBIENTAL, sin darse cuenta que dentro del MEDIO NATURAL esta separación no es posible, si se quiere mantener la SOSTENIBILIDAD de todos sus componentes vivos, flora y fauna. Estos cambios se dilataron en el tiempo, en muchos casos, durante más de un QUINQUENIO, por lo que el control de estas POBLACIONES, sin dotaciones económicas para este fin, no fue posible seguirlas ni en el TIEMPO, conociendo el aumento de las mismas, ni en el ESPACIO, determinando los nuevos territorios ocupados por el crecimiento de estas poblaciones.

    Hay que recordar que en esta misma época, se produjeron estos cambios en la GESTION de determinados RECURSOS NATURALES RENOVABLES, como el de prohibir el APROVECHAMIENTO CINEGETICO, de la especie que nos ocupa en ANDALUCIA, en la zona de CAZORLA, sin tener en cuenta que este cambio conduciría a un aumento de las POBLACIONES, sobre un mismo territorio, que condujo a una epidemia de PESTE que terminó con la desaparición de todos los individuos. Es necesario insistir que, en el manejo de poblaciones SILVESTRES, es peligroso multiplicar el número de individuos, por encima de la capacidad de acogida de los territorios, pues ello puede provocar grandes EPIDEMIAS, de las que en ESPAÑA existen ejemplos recientes.

    Dicho todo lo anterior, el problema actual de la POBLACION de CABRAS MONTESES, procedentes de las que se soltaron hace un cuarto de SIGLO en la SIERRA DE GUADARRAMA, es que el número de individuos, sin ningún tipo de DEPREDADOR, se ha disparado hasta alcanzar una SUPER POBLACION con difícil parangón en EUROPA, hasta el punto que a finales de 2014, el censo superaba los 3.300 ejemplares, de los cuales la mayoría son HEMBRAS, lo que en términos de ZOOLOGIA se relaciona con la escasez de recursos, por la sobreabundancia de ejemplares de este sexo. Por ello se recomienda la eliminación inmediata, salvo que se quiera poner en riesgo de desaparición toda la POBLACION, de 2.700 ejemplares, como es lógico, de entre los más viejos y con tendencia a buscar el equilibrio entre sexos.

    Realizado el DIAGNOSTICO el problema surge ahora, pues ante la solución de llevar a cabo, como método más adecuado una caza SELECTIVA, como sistema que se realiza en todos ESPACIOS PROTEGIDOS de todo el MUNDO, los ECOLOGISTAS se oponen y proponen transportar estos ejemplares, para repoblar con estos ungulados múltiples lugares de ESPAÑA. A mi la idea no me parece mala, siempre que sean sus propias ONG´S y sus afiliados los que se encarguen de llevar a cabo esta BUCOLICA propuesta, con sus propios recursos, pues si tenemos en cuenta que para llevar a cabo lo de la CAZA SELECTIVA, están dispuestos a pagar muchos CAZADORES una TASA, la SOSTENIBILIDAD de la NUEVA POBLACION no se cargará a la cuenta del CONTRIBUYENTE. Por cierto, que sería bueno que todas estas ONG´S, de acuerdo con la LEY DE TRANSPARENCIA, nos dijeran en que han empleado todas las SUBVENCIONES, desde el establecimiento de la DEMOCRACIA, que han recibido del ESTADO CENTRAL, AUTONOMIAS, AYUNTAMIENTOS y EMPRESAS PUBLICAS.

    Como estamos hablando de la CAPRA pyrenaica ó Ibice hispánico, sería bueno recordar que a principios del siglo XX, cuando se detectó que se encontraba al borde de la extinción, un gran cazador como fue nuestro REY ALFONSO XIII, decretó la creación del REFUGIO REAL DE CAZA de la SIERRA DE GREDOS, con la intención de proteger y recuperar esta especie, y gracias a los CAZADORES, un SIGLO después, lo que fue un riesgo ECOLOGICO de EXTINCION, ha pasado a convertir esta especie a alcanzar una POBLACION abundante y SOSTENIBLE, incluso a extenderse ocupando TERRITORIOS de todas las COMUNIDADES limítrofes, formando parte de su fauna SILVESTRE como especie destacada. En muchas ocasiones, los CAZADORES han demostrado, como dijo ORTEGA Y GASSET, que “CAZAR NO ES MATAR”.

    A pesar de lo anterior, últimamente, en muchas ocasiones, algunos hombres, en esto de proteger a determinadas especies de la fauna SILVESTRE, se quieren convertir en la MANO DE DIOS, y están convencidos que su protección se logra construyendo comedores artificiales para algunas especies, sin que conozcan cual es el número idóneo para que estas poblaciones sean SOSTENIBLES, pues la NATURALEZA no es un ZOO, y tengan en cuenta que el aumento poblacional de una especie, puede alterar el EQUILIBRIO de otras, incluso los usos y costumbres del HOMBRE, al cual están convencidos que deben eliminar de la GESTION SOSTENIBLE de la NATURALEZA, a pesar de que esta GESTION esté RECOMENDADA, desde TODAS las CONFERENCIAS INTERNACIONALES sobre MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO, después de la de RIO, celebrada hace un CUARTO DE SIGLO.

    Además de la llamada anterior, en ESPAÑA, algunos que se llaman DEFENSORES DE LA NATURALEZA, no se dan por aludidos cuando se saltan a la TORERA la PROHIBICION de mantener COMEDEROS de alguna especie de fauna, dentro de un ESPACIO PROTEGIDO declarado como PARQUE NACIONAL. Y como ejemplo de DESACATO a esta NORMA, respetada por todos los PAISES, aquí seguimos manteniendo un comedero para una POBLACION de BUITRES NEGROS, instalado en el recién creado PARQUE NACIONAL DEL GUADARRAMA, POBLACION , cuyo creciente número de individuos la hace INSOSTENIBLE, sin que los EXPERTOS alerten de las consecuencias negativas de mantener este tipo de GESTION, pues en el último año, en los alrededores de MADRID, dos pequeños aviones cayeron después de impactar con buitres en vuelo de campeo, y no como suele suceder cuando los accidentes, con vuelos de pájaros, se producen en el despegue o el aterrizaje.

    Lo que TODOS debemos aprender, en el caso de las MONTESES de GUADARRAMA, es a solucionar, de la manera más rápida, el problema de que esta POBLACION EXCESIVA de ejemplares, logre su EQUILIBRIO y posterior SOSTENIBILIDAD. Cualquier ayuda BUENISTA, que pretenda RETRASAR esta solución, casi seguro que TERMINARA con la EXISTENCIA de esta POBLACION REINTRODUCIDA con EXITO.