EL LARGO Y CÁLIDO VERANO

    El verano que apenas se acaba de terminar, ya muy media-do este mes de OCTUBRE, les ha sorprendido a todos los que siguen los pronósticos del TIEMPO por medio del ME-TODO DE LAS CABAÑUELAS, pues hasta el MINISTERIO DE AGRICULTURA ha seguido este METODO, olvidándose de los pronósticos de la AGENCIA NACIONAL DE ME-TEOROLOGIA, que vaticinaban los meses de SEPTIEM-BRE Y OCTUBRE, con temperaturas superiores a los 30º, y con escasa precipitaciones. Por ello no es de EXTRAÑAR, para los profesionales, que en la PROLONGACION ANOR-MAL, de dos meses más, DE ESTE LARGO Y CALIDO VERANO, se haya quemado tres veces más de SUPER-FICIE que en un verano ordinario, además de haberse co-brado la VIDA de CUATRO personas de la vida civil, que pagan impuestos para que la ADMINISTRACION proteja su vida contra estas CATASTROFES.

    Ya es hora, cuando se presenta un verano excepcional, en el que las constantes meteorológicas son EXTREMAS, que las distintas ADMINISTRACIONES, por lo menos nos pidan DISCULPAS por la NEFASTA GESTION de los RECUR-SOS que les entregamos para proteger NUESTRO MON-TES , pues dichos RECURSOS por HECTAREA PROTE-GIDA, son de los MAYORES empleados por cualquiera de los países más adelantados del MUNDO, de que no nos mientan. Y digo que no nos MIENTAN, por que uno que ha ejercido su PROFESION, desde la DECADA de los SE-SENTA, a la del final del pasado SIGLO, y ha seguido in-teresándose por las ESTADISTICAS recogidas en la prime-ra DECADA del año DOS MIL, me ha SORPRENDIDO que las AUTORIDADES, que se han sucedido en el MINISTE-RIO COMPETENTE, nos hayan ENGAÑADO DICIENDO-NOS que el NUMERO DE INCENDIOS FORESTALES, y la SUPERFICIE FORESTAL ARRASADAS POR EL FUEGO, no ha CRECIDO según pasaban las SEIS DECADAS. Pero además, estas AUTORIDADES, no pueden negar, que mientras esto ha sucedido, los PRESUPUESTOS anuales han CRECIDO , como solemos decir los de CIENCIAS EX-PONENCIALMENTE, pues basta con decir que no se em-plearon los MEDIOS AEREOS hasta finales de los años SESENTA, cuando en la actualidad, entre los HELICOPTE-ROS y los los ALA FIJA pasan de las TRESCIENTAS UNIDADES.

    No quiero decir que después de pasar más de SESENTA AÑOS de GESTION NEFASTA de estos RECURSOS, el culpable de todo EL DESASTRE sea la actual MINISTRA DE AGRICULTURA, pero después de haber gestionado du-rante mas de DOS LEGISLATURAS este MINISTERIO, si debería haber PARADO antes este tipo de PLANES CON-TRA INCENDIOS, con los que en los últimos SESENTA AÑOS no se ha logrado disminuir el NUMERO de INCEN-DIOS, ni la SUPERFICIE ARRASADA por el FUEGO, por lo que así podemos seguir, hasta que cuando llegue el CAM-BIO CLIMATICO, pues para entonces solo quedaran mato-rrales INVASORES Y REGRESIVOS, y si en lo que va de SIGLO se han QUEMADO casi DOS MILLONES DE HEC-TAREAS, según sus datos, cuando este se termine, “aun-que desde el cielo el suelo se vea VERDE por la cubierta de MATORRAL, los ARBOLES estarán a punto de DESAPA-RECER, y para entonces, como se suele decir, TODOS CALVOS.

    Aprovecho para decir que cuando se produce una época de CRISIS, en la que se encadenan GRANDES INCENDIOS FORESTALES, la CLASE POLITICA les achaca a que, ESTADISTICAMENTE, la mayoría son INTENCIONADOS, cuando fueron ellos mismos los que suprimieron la llamada VIGILANCIA DISUASORIA de los MONTES, y prefieren de-dicar esta parte del PRESUPUESTO a otros MENESTERES empleados fuera de la PREVENCION, y hasta se permiten hacer titulares para los PERIODICOS , como “ LOS MON-TES NO ARDEN SOLOS, SE QUEMAN” , sin darse cuenta que si son los encargados de GESTIONAR estas CATAS-TROFES, lo son TAMBIEN para EVITAR QUE LOS QUE-MEN, con la VIGILANCIA mas EFICAZ que CORRES-PONDA, incluso que puedan descubrir a los PIROMANOS Supongo que el llamado CÁRTEL DEL FUEGO de ESPA-ÑA, actualmente investigado JUDICIALMENTE, desde hace más de una DECADA, no sea el encargado de combatir la utilización de cualquier tipo de MEDIOS que no sean los AEREOS, con el pago de las correspondientes COMISIO-NES, a la hora de contratar a las empresas del CÁRTEL.

    Terminada esta CAMPAÑA, con la llegada del OTOÑO, es necesario no empezar la siguiente, como siempre,. sin CO-RREGIR los DEFECTOS de todas las ANTERIORES, que PERMITAN en las próximas , de una vez por todas, DIS-MINUIR el número de incendios y la superficie ARRASADA por el FUEGO. Es urgente mantener, por COMUNIDAD AUTONOMA, que la TASA MEDIA de QUEMA PERMITIDA ARBOLADA no siga CRECIENDO, pues así se ha manteni-do, desde que se produjo el cambio de competencias a las COMUNIDADES AUTONOMAS, pues carecen de la SU-PERFICIE suficiente para ser GESTIONADAS con distintos CRITERIOS de COSTE- EFICACIA. Así sucede que esta TASA, anualmente, dentro de ESPAÑA, es exageradamente ALTA en VALENCIA, ANDALUCIA, GALICIA, , CATALU-ÑA y CASTILLA y LEON.

    Este y otros indicadores, nos AVISAN a los PROFESIONA-LES, que es NECESARIO REVISAR los PLANES DE PRE-VENCION Y LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS por IN-EFICACES. Este ejercicio CRITICO que realizan todos los países con problemas de INCENDIOS similares a los nues-tros, que nosotros no hemos realizado en los últimos años, después de las TRANSFERENCIAS, es algo indispensable para no cometer los mismos ERRORES todos los AÑOS y no RECTIFICAR. Como ejemplo las ONG´s ECOLOGIS-TAS, que NACIERON en los años SESENTA del pasado SIGLO, nunca CRITICARON los PLANES distintos emplea-dos por cada AUTONOMIA, y si lo hicieron CONTINUA-MENTE, con el empleo de especies ARBOREAS MEDITE-RRANEAS, llegando a conseguir la SUSPENSION de todos los planes de REPOBLACION durante los últimos CUA-RENTA AÑOS, y fomentando el ODIO a los PINOS, cuando estas son nuestras ESPECIES PROGRESIVAS, para que nuestras REPOBLACIONES permitan preparar los suelos para ACOGER a las especies NOBLES. Esto es lo que dice la CIENCIA, y lo que SABEMOS HACER Y DEFENDER los INGENIEROS DE NONTES, como también la CIENCIA DE PLANIFICAR LA PREVENCION Y LA LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS FORESTALES, aunque también en los últimos CUARENTA AÑOS hayan aparecido los EXPER-TOS EN EXTINCION, que aunque no sepan distinguir una RETAMA DE UN PIORNO, desconocen el TRATAMIENTO que debe recibir cada tipo de INCENDIO, por lo que casi siempre conducirá al FRACASO.

    SI no se creen los ERRORES que hemos cometido en los últimos SESENTA AÑOS, les recomiendo que consulten las ESTADISTICAS OFICIALES DECADA A DECADA.