Imprimir
Visto: 1623

 

    Hace unos días, cuando me encontraba escuchando el discurso del CANDIDATO a la INVESTIDURA a la presidencia de gobierno, salté de mi asiento sorprendido al oírle prometer, como oferta estrella, una LEY sobre el CAMBIO CLIMATICO. Pensé que yo no vivía en este MUNDO, pues las GRANDES ENCUESTAS publicadas periódicamente, en las que se recogen las preocupaciones más urgentes de los ciudadanos, durante el último año, no figura esta como prioritaria. Todo ello, a pesar de haber discurrido, hace menos de tres meses, la CUMBRE DEL CLIMA DE PARIS y los PSEUDOCIENTIFICOS, un vez que nos han asustado, con exponer las futuras catástrofes que nos esperan, sin el apoyo de ninguno de los centros de CONOCIMIENTO del MUNDO ( léase LAS UNIVERSIDADES), han sacado parte de su BOTIN, para seguir manteniéndose vivos.

    A pesar de oír esta TONTUNA, creí que debía pulsar la opinión de la calle, pues seguro que todo el mundo estaría preocupado por la urgencia de esta LEY, y yo sin enterarme. Salí a la calle y, todavía dentro de mi portal, el PORTERO me recordó que haber si su hijo podía salir del paro, con las medidas que tomará el nuevo gobierno investido.

    Me tomé un café, en la cafetería que acostumbro, y el camarero me manifestaba su preocupación, más que por la perdida del “derby”, por el MADRID ante el ATLETICO, en el BERNABEU, por la intervención de los PARTIDOS SEPARATISTAS en el CONGRESO, que se atrevieron, desde la TRIBUNA, a ofrecerle sus votos al CANDIDATO acorralado, a cambio de un referéndum para la INDEPENDENCIA para ellos solos.

    Entré en el Mercado, y mi CARNICERO preocupado por las oscilaciones de la BOLSA, me preguntó si creía que eran debidas a la falta de un gobierno estable, y le tranquilicé diciéndole que esta no era la causa principal, aunque el me replico que a qué era debido que, desde las elecciones, los ahorradores hubieran sacado de los bancos españoles, hacia los del extranjero, más de DIECISIETE MIL MILLONES DE EUROS.

    Me acerqué a mi PESCADERO a comprar pescado fresco, pues como todos loos martes, de madrugada, había comprometido en MERCA-MADRID, el mejor pescado de las lonjas de nuestras costas, y en ese día de la semana, el único en el que hacia sus traslados por CUATRO LINEAS de Metro, le preocupaban uno o varios atentados simultáneos, en horas punta, preparados por TERRORISTAS YIHADISTAS.

 

    La última parada en mi mercado la hice en un despacho de LOTERIAS, para comprar un boleto de un sorteo de los que al día siguiente tenia bote, y fue en el único sitio en el que la cara, de los que esperábamos ordenada cola para comprar los boletos, mostraba la esperanza e ilusión de que al día siguiente podía cambiar su vida, y si no le favorecía la suerte, siempre le quedaba el consuelo de decir aquello de “lo primero es la salud”. Buscan que alguien les ilusione para más de un día, pero parece que la mayoría de los partidos políticos, carecen de realidades creíbles para ofertar, que no sean tan efímeras.

    En mi vuelta a casa, cuando nadie me habló de tener preocupación por el CAMBIO CLIMATICO, me di cuenta que esto era una ESTRATEGIA POLITICA, para que el pueblo no les reclame todos los días el incumplimiento de las múltiples LEYES MEDIO-AMBIENTALES en vigor, promulgadas por AUTONOMIAS y ESTADO CENTRAL, que tienen como objetivo frenar la emisión de gases de efecto invernadero, o suprimir la carga de CO2 de la atmósfera, mediante la plantación de árboles, como la máquina más eficiente que, sin gasto de energía, puede cumplir esta misión.

    Parece una frivolidad prometer preocuparse por los posibles efectos, dentro de un SIGLO, del CAMBIO CLIMATICO, cuando este PLAZO no está probado CIENTIFICAMENTE, y olvidarse que desde hace MEDIO SIGLO, no existe en ESPAÑA ningún PLAN DE REPOBLACION de la cuarta parte de su territorio, raso o poblado de matorral INVASOR y REGRESIVO, que alcanza la superficie equivalente a DOCE MILLONES de campos fe fútbol, contribuyendo con ello a la creación de montes arbolado, conocidos también como BOSQUES, imprescindibles en el día a día, para frenar algunos de los principales gases productores del efecto invernadero. No se corresponde comprometerse a LEGISLAR sobre el CANBIO CLIMATICO, cuando la legislación MEDIO AMBIENTAL existente no se aplica, a pesar que desde la CUMBRE de la TIERRA de RIO DE JANEIRO, celebrada hace casi un CUARTO DE SIGLO, se acordó que la GESTION SOSTENIBLE de los SUELOS FORESTALES, totalmente abandonada, era la única medida posible para lograr la CONSERVACION DE LA NATURALEZA.

    Otro tanto sucede con la CORRECCION HIDROLOGICO FORESTAL, abandonada, en su mayor parte, desde las TRANSFERENCIAS a las AUTONOMIAS, y que este abandono, aunque no sea “políticamente correcto” recordarlo, tiene un COSTE DE OPORTUNIDAD ANUAL, para todos los ESPAÑOLES, de OCHOCIENTOS MILLONES DE EUROS al año. Lo malo es que este sistemático problema, a pesar de conocerlo, los ECONOMISTAS DEL ESTADO no lo denuncian a diario, para que sea corregido, y nuestros suelos desaparezcan arrastrados hasta el mar.

    Se me olvidaba decirles que, el día siguiente del paseo por mi MERCADO, pasé el día en mi PUEBLO, y varios de los vecinos, identificándome por mi residencia más como hombre URBANO que como RURAL, me preguntaron que tendrían que esperar de la desaparición de las DIPUTACIONES. Como no quise engañarles, solo les dije como ejemplo que, los CAMINOS VECINALES, equivalentes a las calles de las ciudades, desaparecerían al mismo tiempo que estas, si la sustitución por otra INSTITUCION, con los mismos cometidos, no fuera inmediata. Lo más grave es que los que propician esta ELIMINACION se llaman así mismo liberales, sin reconocer que como “URBANITAS”, nada les preocupa la suerte de los CAMINO VECINALES, pues a ellos no les afecta, por lo que no merece la pena redactar una NORMATIVA para controlar la CORRUPCION, y es mejor DESTRUIR, por aquello de “muerto el perro se cabo la rabia”, aunque al habitante RURAL se le aleje cada vez más, de los servicios mínimos que disfruta el habitante URBANO.

    Sería conveniente que antes de promulgar una nueva LEY, nos aplicáramos la MORALEJA de un PROVERBIO chino que dice:

    “Antes de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa”