Imprimir
Visto: 1219
   

    Esta misma mañana, cuando he repasado las noticias recogidas por el digital CRONICA ECONOMICA, en el cual modestamente colaboro, todos los jueves desde hace más de CUATRO AÑOS sobre temas fundamentalmente FORESTALES, me ha sorprendido un ANALISIS, de una llamada PORTAVOZ del COLEGIO DE INGENIEROS DE MONTES, al cual pertenezco desde hace 50 años, sobre la estadística de los INCENDIOS FORESTALES ocurridos en los meses transcurridos de este año.

    Mi sorpresa que en principio fue de ALEGRIA, por no encontrarme PROFESIONALMENTE solo defendiendo los principios básicos para COMBATIR este FENOMENO, con un lenguaje comprensible por los profanos en el tema, se tornó en TRISTEZA, pues el ANALISIS solo trataba de analizar unas simples ESTADISTICAS, sin hacer el DIAGNOSTICO y aplicar el TRATAMIENTO PROFESIONAL RECOMENDADO, con el único fin de reducir la superficie FORESTAL ARBOLADA, recorrida por el fuego durante las últimas CUATRO DECADAS, hasta cifras cercanas a las que las TASAS DE QUEMA nos obligan para ESPAÑA, de acuerdo con los COSTES de nuestros PLANES de PROTECCION CONTRA INCENDIOS FORESTALES, y que no deben superar las 12.000 HECTAREAS ARBOLADAS QUEMADAS POR CAMPAÑA, cifra media MULTIPLICADA POR CINCO, todos los años, en las CUATRO ULTIMAS DECADAS.

   

    Creo que los PROFESIONALES no estamos para ANALIZAR ESTADISTICAS de INCENDIOS FORESTALES, sin proponer soluciones para corregir los DESVIOS que, año tras año, por causa de los INCENDIOS FORESTALES, nos conducen a que de nuestros suelos forestales desaparezcan los BOSQUES, y se cubran con MATORRALES invasores y regresivos, y esta INSOSTENIBILIDAD, poco a poco, nos conduzca al DESIERTO. Yo se que algunos EXPERTOS, iniciados en los conocimientos FORESTALES a través de los FASCICULOS, nos repiten hasta la saciedad, que nuestro suelo forestal está AUMENTANDO, aunque se preocupan en ocultar al PUEBLO LLANO que nuestros BOSQUES están DISMINUYENDO, lo que conduce, inexorablemente, a la REGRESION de nuestros suelos MEDITERRANEOS hacia el DESIERTO.

    No podemos seguir, y me refiero a los PROFESIONALES, contemplando como van desapareciendo nuestro suelos, sobre todo los de la zona MEDITERRANEA, porque la cubierta arbórea que los protege es arrasada por el fuego, sin hacer otro esfuerzo que reflejarlo con un dato estadístico. Así en el ANALISIS que nos ocupa, se dice que una de las COMUNIDADES más afectada por GRANDES INCENDIOS es la VALENCIANA, y se calla que esto mismo ha sucedido durante las últimas TRES DECADAS. por lo que es URGENTE cambiar su PLAN DE PROTECCION vigente.

    Estamos obligados a manifestarnos, con las recomendaciones pertinentes a la SOCIEDAD CIVIL, sobre las exigencias que se deben plantear a la CLASE POLITICA, para frenar la aparición de esas nefastas superficies NEGRAS, generadas todos los años por los INCENDIOS FORESTALES, en las que la VIDA VEGETAL es arrasada, y a la VIDA ANIMAL se la obliga despavorida a emigrar por una larga temporada.Ante estas situaciones, que se repiten sistemáticamente todos los años, fuera de las TASAS DE QUEMA PERMISIBLE, es nuestra OBLIGACION exigir las rápidas actuaciones SELVICOLAS a realizar, sobre la superficies INCENDIADAS, para que la FLORA Y LA FAUNA recuperen estos TERRITORIOS, y así no caminen hacia una REGRESION IRREVERSIBLE, como últimamente está sucediendo.

   

    ANALIZAR LAS ESTADISTICAS, es una FOTO FIJA que cada año nos demuestra como aumentan las HERIDAS de nuestros suelos. Pero,INSISTO, somos los PROFESIONALES los que estamos obligados a proponer las soluciones para cerrar estas heridas, y conformarnos con denunciar las distintas COMUNIDADES más afectadas por LOS INCENDIOS FORESTALES, con los porcentajes de superficies ARBOLADAS recorridas por los mismos, no conduce a la SOSTENIBILIDAD de los BOSQUES, a cuya CONSERVACION Y PERMANENCIA estamos obligados, por los CONOCIMIENTOS que la SOCIEDAD nos ha obligado a APRENDER, a todos los PROFESIONALES que decidimos REVALIDARLOS en las correspondientes POLITECNICAS DE INGENIERIA DE MONTES.

    Como he escrito recientemente, antes de empezar la campaña de este año, de nada sirve ASUSTAR a la POBLACION, sistema empleado por los conocidos como CALENTOLOGOS, amenazándola con la manifestación de GRANDES INCENDIOS FORESTALES, como consecuencia de la llegada del llamado CAMBIO CLIMATICO, cuando la llegada de este cambio, no ha sido reconocido por la CIENCIA de ninguna parte del MUNDO. No es normal que un PROFESIONAL, cuyos CONOCIMIENTOS fundamentales se basan en CIENCIAS EXPERIMENTALES, para aplicar a la NATURALEZA FORESTAL, y en CIENCIAS MATEMATICAS para PROYECTAR Y PLANIFICAR, se escape por los “cerros de Ubeda”, cuando le piden soluciones de INGENIERIA, sabiendo que los GRANDES INCENDIOS FORESTALES, en los ECOSISTEMAS MEDITERRANEOS, son consecuencia de la acumulación DESORDENADA de todos los pisos de vegetación ( árboles, arbustos, matorral y pastos ), y nada tienen que ver con los objetivos que los PANELES INTERGUBERNAMENTALES SOBRE EL CAMBIO CLIMATICO pretenden conseguir, que no son otros que los de obtener una MAGRA FINANCIACION. Mientras tanto las superficies de nuestros MONTES ARBOLADOS, crecen de una ORDENACION SOSTENIBLE de los mismos, en más de un 80% de los casos.

    A pesar de lo anterior, la PORTAVOZ del COLEGIO DE INGENIEROS DE MONTES, parece estar convencida, en una colaboración escrita publicada por la UPM. que en próximos veranos la TEMPERATURA MAXIMA podrá subir más de SEIS GRADOS. Ante esta BARBARIDAD sin precedentes CIENTIFICOS, el DECANO aprovechó la MISA TRADICIONAL del día de NUESTRO PATRON, para pedir a SAN FRANCISCO que nos ayude en la lucha contra el CAMBIO CLIMATICO, por lo que lo siguiente será pedir la celebración de una NOVENA ANUAL para INSISTENTEMENTE pedir al SANTO su COLABORACION ACTIVA, con los MILAGROS CORRESPONDIENTES. ¡QUE VALOR!

    Para terminar pedir al COLEGIO DE INGENIEROS DE MONTES, que si las ESTADISTICAS sobre INCENDIOS FORESTALES, son el INSTRUMENTO para que los PROFESIONALES corrijan los ERRORES detectados por ELLAS, exija a sus COLEGIADOS que, posterior al examen de las mismas, deben proponer las SOLUCIONES TECNICAS adecuadas para su corrección. Por ejemplo, si las ESTADISTICAS recogen que el 80% de los gastos de los PLANES DE INCENDIOS se dedican a MEDIOS DE EXTINCION, y el 20% a PREVENCION, si no se toman medidas TECNICAS para corregir este DESEQUILIBRIO, seguiremos caminando hacia el DESASTRE. Si conocemos que la llegada a los incendios de los MEDIOS para su CONTROL, en el 50% de los casos, no se produce antes de TREINTA MINUTOS, estaremos PROPICIANDO, si no reducimos TECNICAMENTE este tiempo de LLEGADA, que la DURACION de los mismos sea Mayor y afecten a más SUPERFICIE, con GRAVE RIESGO de convertirse en un GRAN INCENDIO.

    Estos y otros ERRORES, detectados por las ESTADISTICAS, deben ser DENUNCIADOS ante la SOCIEDAD CIVIL, para que si no son CORREGIDOS con la URGENCIA NECESARIA, como parece ser el caso, sean exigidos CONTINUAMENTE su CUMPLIMIENTO ante las ADMINISTRACIONES COMPETENTES, a no ser que como en los últimas CUATRO DECADAS, queramos que otros CUATRO MILLONES DE HECTAREAS DE NUESTROS BOSQUES se conviertan en CENIZAS.