Imprimir
Visto: 2154
granviatrafico

    Mi barrio es la parte de mi ciudad, en la que paso un alto porcentaje de mi vida. Son los distintos profesionales que en el trabajan, los que le dan vida en todos sus rincones, y cuando me cruzo con ellos por la calle, o entro en sus negocios, me reconocen y me sonríen, como queriéndome mostrarme su complicidad, pues yo soy para ellos una parte viva, a la vez que distinta, de los que componemos el BARRIO.

    En base a esta CONFIANZA, todos los que formamos el BARRIO, nos encontramos, ahora mismo, con un PROBLEMA de difícil solución, en el que ninguno de los componentes es culpable, por lo que nada podemos hacer para proponer soluciones, como no sea manifestar nuestro malestar por medio de una o varias manifestaciones callejeras, en las que no creemos, sobre todo ahora que todo se soluciona con el DIALOGO.

    Todos nos sentíamos felices hace DIEZ AÑOS, cuando conseguimos para DISFRUTE de los VECINOS del BARRIO, y limítrofes, un lugar hasta entonces sin posibilidad de disfrute, que se transformó en un CENTRO de OCIO y DEPORTES, en el que desde los NIETOS a los ABUELOS podían practicar sus deportes favoritos (fúfbol, padel, golf, atletismo.....), con aportaciones populares, para colaborar con la conservación y mantenimiento de las instalaciones.

    El milagro se produjo por la cesión de uso a mi BARRIO, de una superficie de SESENTA MIL METROS CUADRADOS, sobre el TERCER DEPOSITO de agua del CANAL DE ISABEL II, inaugurado en 1915, y cuya cubierta fue reforzada para soportar y albergar las infraestructuras de las nuevas instalaciones deportivas, condicionando el ajardinamiento, que ha tenido que adecuarse a la singularidad de la escasa profundidad del suelo, que no ha permitido la plantación de nuevas especies arbóreas, sobre la cubierta del depósito.

    Pero lo anterior, no quiere decir que los AUTORES DEL PROYECTO, hallan huido de diseñar un JARDIN, por tener prohibido la plantación de ARBOLES, pues los espacios libres que quedaron entres la instalaciones deportivas, se plantaron introduciendo arbustos y matorral, eligiendo más de CIENTO CINCUENTA ESPECIES DIFERENTES, que destacan por el cromatismo de sus hojas y la variedad de sus flores, y que a lo largo de las cuatro estaciones, dan un colorido especial a todo el PARQUE, además de ser todas ellas poco exigentes en riego. Además del diseño vegetal, se cubrieron partes del suelo con gravas de distintas tonalidades, cortezas de árboles y arena, para reducir al mínimo la evaporación del agua del suelo, y así evitar la aparición de malas hierbas. Aunque no se plantaron, como hemos dicho, nuevos árboles, el JARDIN heredó, para continuar su cuidado y conservación, entre otros, los pinos , cedros,árbol de las pelucas,almeces y tejos CENTENARIOS, que estaban plantados fuera de la zona de influencia del depósito, y eran desconocidos para el público.

granviatrafico

    Este jardín, que es un espacio maravilloso para todos los que nos sentimos amantes de la VEGETACION, ya sea arbórea, arbustiva o de matorral, pues sabemos encontrar en ella las distintas fases por la que discurre a lo largo del AÑO, que empieza con el letargo del invierno, continúan los brotes de la primavera, sigue con la floración y fructificación del verano y termina con la diseminación del otoño, lo que es una ESCUELA DE LA VIDA. Es mucho pedir que los PROFANOS en el conocimiento de las especies vegetales, puedan reparar en los cambios ESTACIONALES, pero seguro que perciben con sus ojos, la belleza de las PERGOLAS, cuando se llenan de las flores en racimo de las GLICINEAS o de las TROMPETAS CHINAS, o cuando los espacios dedicados a los rosales, con los primeros calores, se cubren de perfumadas ROSAS de todos los colores, sin olvidar como nuestra pituitaria se embriaga de olor a LAVANDA y a ROMERO, en sus épocas de floración.

    Pero dejando a parte el JARDIN, y las bellas combinaciones de agua de su fuente, aprovecho para retar a cualquiera que pueda encontrar en todo MADRID uno mejor cuidado, en el que sus instalaciones y servicios públicos estén siempre en perfecto estado de REVISTA, cuyo mérito se debe, sin duda, a parte de los servicios de limpieza, al trato respetuoso en su disfrute de los vecinos del BARRIO.

    Pero ahora mis vecinos del BARRIO, y yo mismo, estamos preocupados, pues una denuncia JUDICIAL de índole ADMINISTRATIVO, ha terminado en un MANDATO JUDICIAL exigiendo que se cierren todas las INSTALACIONES DEPORTIVAS, que fueron el motivo de abrir este CENTRO DE OCIO y DEPORTES, que se produjo hace DIEZ AÑOS, y único existente de USO PUBLICO, en uno de los BARRIOS del centro de MADRID más poblados.

    Podemos entender que el INCUMPLIMIENTO de un requisito ADMINISTRATIVO, del que nadie se siente perjudicado, ni la PROPIEDAD ni los CIUDADANOS, sea castigado con la MULTA que corresponda, para RESARCIR al ESTADO, del PAGO DE LAS TASAS de la correspondiente LICENCIA. Pero cerrar las instalaciones DEPORTIVAS para que, entre otros, MIL NIÑOS Y JOVENES, mientras se resuelva la NUEVA apertura, no puedan jugar de forma organizada al FUTBOL, y dejarles como alternativa que se busquen la vida en la CALLE para sus juegos, es condenarles a que muchos de ellos acaben en el BOTELLON o en LA DROGA. Igual podríamos decir, si el cierre se aplica a las pistas de padel, con gran aceptación también de los jóvenes.

    Me resisto a creer que este cierre, haya sido provocado contra la ELITISTA CLASE que practica el GOLF, ya que sería fruto de la RUINDAD y la ENVIDIA, pues tengo entendido que este deporte es el que más FEDERADOS tiene en ESPAÑA, por lo que no podemos creernos que todos sus practicantes pertenecen a esa falsa ELITE, ya que se bajan del TRANSPORTE PUBLICO (metro y autobús), o vienen andando por las calles de acceso, con cuatro palos bajo el brazo, a tirar unas bolas, pero nunca, contra lo que se cree, a jugar al GOLF, pues tal CAMPO no existe.

    No se quien será la AUTORIDAD COMPETENTE, pero por favor no CIERREN LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS, pues los mayores perjudicados serán los NIÑOS y un alto porcentaje de ABUELOS, que encuentran en el GOLF, uno de los pocos deportes que su RESISTENCIA FISICA les permite practicar, sin que sea necesario poseer un determinado HANDICAP. Cualquier DECISION que propicie el CIERRE, provocará una determinada clientela entre los NIÑOS al BOTELLON o la DROGA, y entre los ABUELOS al abandono de su último deporte, y a la parálisis prematura de sus músculos.

    ¡Ah! se me olvidaba decirles, que mi BARRIO es CHAMBERI.